En una votación de la que formaron parte todos los integrantes del Sindicato de Futbolistas Profesionales de Inglaterra, Sergio Agüero fue el centrodelantero elegido para conformar el Dream Team.

La curiosidad es que diez de los once seleccionados juegan en el Manchester City y el Liverpool, los dos clubes que pelean por la Premier League. El único que no pertenece a ninguno de los dos es Paul Pogba, volante del Manchester United.

Lo que llama la atención es que no fueron incluidos Mohamed Salah (Liverpool), Eden Hazard (Chelsea) ni Harry Kane (Tottenham), grandes figuras en sus equipos.