La Championship League está al rojo vivo y un mismo protagonista quiere tomarse revancha. Se trata del Leeds Unites, que tras ver caídas sus chances de ascender en la última temporada, redobló la apuesta y se mantiene expectante en los puestos de arriba.

Logró meter seis triunfos en fila luego de despachar a domicilio al Huddersfield Town, con goles de Egzijan Alilovski y Pablo Hernández, ambos en el segundo tiempo. El arquero Kiko Casilla fue clave para mantener en cero su valla y darle tranquilidad a sus compañeros: primero evitó el cabezazo de Steve Mounie y luego detuvo otra amenaza aérea de Elias Kachunga.

Con estos tres puntos, Leeds alcanzó las 43 unidades y es único líder, al menos hasta que juegue el West Bromwich Albion ante Swansea City, este domingo. Los primeros dos de la tabla ascenderán en forma directa, mientras que los siguientes cuatro jugarán un repechaje por un tercer boleto a la Premier League.