Jorge Almirón es la cabeza del nuevo proyecto que atraviesa Elche de España, que tras la llegada a la Liga se inclinó por el entrenador y reforzó sus filas con varios futbolistas argentinos. El inicio liguero fue bueno y el exconductor de San Lorenzo y Lanús, entre otros, no se pone techo en la fase personal.

“Se tienen que dar muchas cosas para poder dirigir a la Selección Argentina, pero yo me tengo mucha fe”, aseguró el DT en diálogo con el programa radial “¿Cómo te va?”. Por otra parte Almirón, quien lleva apenas cuatro partido al mando de Elche, remarcó que pese al grato inicio su pelea pasará por el fondo.

“No tuvimos pretemporada, solo una semana de entrenamiento para conocernos. Los jugadores que vinieron tuvieron una semana en cuarentena en el hotel, sin entrenar. Por ende, recién hace unos días que estamos todos juntos, con el plantel completo, así que en ese proceso estamos, conociéndonos”, completó sobre un plantel que todavía se está conociendo.

La presencia de los argentinos es destacada y han ganado su lugar Emiliano Rigoni, Lucas Boyé, Diego Rodríguez, Guido Carrillo, Juan Sánchez Miño e Iván Marcone, este último debutando el fin de semana ante Alavés. “Siempre es importante sumar ese ADN argentino que te hace competitivo en todos lados”, agregó el DT.

Pese a que hasta aquí por caso muestra a Elche en la misma línea que Barcelona, Almirón dejó en claro cuáles son las posibilidades del equipo: “Hay dos torneos en La Liga. Están los equipos grandes, los 6,7 equipos bien marcados, que por presupuesto, figuras, historia, son los que marcan diferencia. Y después nosotros que vamos a jugar otro torneo”, finalizó.