Gonzalo Higuaín está a nada más que una firma de convertirse en el segundo pase más caro de la historia. Finalmente, Juventus abonará 95 millones de euros y el Pipita en las próximas horas pasará a ser compañero de Paulo Dybala.

Esta fue una historia de muchos capítulos. El presidente del Napoli, Aurelio De Laurentiis nunca estuvo muy convencido de vender a su jugador franquicia, al hombre récord del Calcio (36 goles en 35 partidos la pasada temporada). Incluso había mencionado que si Higuaín se marchaba a la Juve “se traicionaba a si mismo”. Pero los billetes pudieron más y De Laurentiis aflojó. De esta manera, la transferencia quedará en los libros del fútbol al ser la segunda más cara de la historia, detrás de los 100 millones que pagó Real Madrid por Gareth Bale.

Para adelantar el proceso, Higuaín, quien cobrará cerca de 7.5 millones de euros anuales, ya se realizó la revisión médica en Madrid y únicamente espera rubricar su firma para unirse al conjunto de Allegri, que buscará hacerse fuerte en Europa e ir por la Champions League.