Manchester City inició su lucha para revertir el fallo de la UEFA, entidad que al considerarlo infractor del Reglamento de Licencia de Clubes y del Fair Play Financiero le privó de jugar a nivel internacional hasta 2022.

Este miércoles el Tribunal de Arbitraje Deportivo reveló que los directivos de la entidad inglesa se acercaron a sus oficinas para buscar una solución a la multa de dos años aunque el ente no pudo establecer cuándo podrá expedirse sobre el caso.

“Esto no está acabado. El club cree que es injusto, así que vamos a apelar y esperar. Todo lo que podemos hacer es en el campo y hacer lo que hemos hecho los últimos cuatro años. Confío al cien por cien en el club”, expresó Pep Guardiola una semana atrás. Ahora los Ciudadanos esperan que el TAS haga posible el milagro.