Por estas horas sonríen Pep Guardiola y sus dirigidos luego del fallo que revirtió la sanción que le impedía al City decir presente en la edición 2021 de la máxima competición europea de clubes.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) revocó este lunes la sanción de dos años sin poder jugar en Europa ya que tras escuchar las apelaciones se decidió que los “fondos de capital” no fueron ocultados como “ingresos de patrocinadores”. Igualmente se redujo la multa económica de 30 millones de euros a 10 millones.

“El Manchester City ha contravenido el artículo 56 de las regulaciones sobre licencias de clubes y sobre fair play financiero. El Manchester City tendrá que pagar una multa de 10 millones de euros a la UEFA en 30 días”, apuntó el TAS en un comunicado. El organismo aseveró que las infracciones que apuntó la UEFA no se pudieron demostrar o habían prescrito.

“Las acusaciones sobre haber camuflado fondos de capital eran significativamente más graves que obstruir las investigaciones de la CFCB, no era apropiado imponer una exclusión de las competiciones europeas por no haber cooperado correctamente”, agregó el TAS.

Desde el club festejaron la medida mostrándose con ansias de revisar en detalle la resolución del organismo: “Manchester City quiere manifestar su satisfacción con la resolución que valida la posición del club y las pruebas que fueron presentadas. El club quiere agradecer al TAS y a los miembros del tribunal por su diligencia durante todo este procedimiento”, añadió el club a semanas de jugarse su pasaje a los cuartos de la actual edición de la Champions tras derrotar en la ida a Real Madrid por 2 a 1.