Pasaron los primeros 90′ de Quique Setién al frente del Barça y el sello en el orillo que progona el entrenador parece mantenerse. Más allá de la ajustada victoria ante Granada, los locales lograron romper dos récords de larga data.

Con el pitazo final las estadísticas mostraron que Barcelona tuvo el balón el 82,6 del tiempo, con un total de 1.005 pases, de los cuales 921 fueron efectivos. De esa manera se superó el millar de pases por tercera vez en los últimos 15 años.

Además, la marca de tenencia se estableció como la segunda mejor del desde el 11 de mayo de 2011, cuando en este entonces los dirigidos por Pep Guardiola alcanzaron el 84 por ciento ante el Levante. En total pasaron 326 partidos para firmar una actuación a ese nivel.