El partido del año. No le cabe otra calificación al triunfo de Manchester City sobre Tottenham por 4-3, pero que fue clasificación a semifinales de Champions League para los Spurs por los goles de visitante.

Tuvo todo, absolutamente todo. Para empezar, cuatro tantos en once minutos, algo inédito en la historia de la Champions. Primero Sterling igualó la serie a los 4 (Tottenham había ganado 1-0 la ida), pero apareció Son (el héroe de ambos encuentros) para marcar por duplicado a los 7 y 9. A los 11, Bernardo Silva empató.

Iban 21, cuando nuevamente Sterling marcó el 3-2. Pese a ello, el City aun necesitaba un gol más. Con ese tanteador se fueron al descanso.

El conjunto de Guardiola obtuvo lo que buscaba a los 15 del complemento, cuando Agüero le rompió el arco a Lloris y convirtió el 4-2, resultado que lo metía en semis, pero Llorente, ingresado desde el banco, metió el descuento, un gol (bien) convalidado con ayuda del VAR.

Los instantes finales fueron de película. Los de Pochettino aguantando como podían y, en el minuto 93, Sterling anotaba el histórico 5-3, pero otra vez irrumpió el VAR para anular la acción por offside de Agüero.

Así, los Spurs de Pochettino jugarán en semifinales ante Ajax, mientras que Barcelona y Liverpool conforman la otra llave.