Momentos de estupor y de incertidumbre se viven en Alemania, más precisamente en las cercanías al estadio de Borussia Dortmund. El conjunto alemán se preparaba para ingresar y jugar su partido por cuartos de final de Champions League ante Mónaco, cuando una serie de explosiones provocaron que el defensor Marc Bartra resultara herido levemente.

Al jugador se lo llevaron a un hospital cercano y UEFA decidió suspender el encuentro, que pasó para mañana a las 13.45.