Ezequiel Ponce, ex Newell’s, fue protagonista en el encuentro que su equipo, Granada, perdió 3-1 contra  Valencia, de local.

La situación que puso en la mira al argentino se dio luego de que él anotara el gol de su equipo. Cuando el partido ya iba 3-0 y era silbado por todo el estadio, Ponce marcó el descuento y festejo de manera particular: llevó su mano hacia la boca e hizo el típico gesto con el dedo índice, cuando uno pide silencio. Desde ese momento, 19 minutos del segundo tiempo, el delantero fue silbado e insultado. Además, los hinchas le cantaron: “Vete ya, no te mereces la camiseta” y “Lucas, quítalo”, en referencia al entrenador del conjunto de los “Nazaríes”.

Esto se dio en un marco en el que el equipo se encuentra en zona de descenso directo, y donde en cada partido las chances de quedarse parecen pocas.

A pesar del festejo, Ponce pidió disculpas al finalizar el partido. Mediante los medios de comunicación, el delantero argumentó: “Mi enojo fue con un hincha y cometí el error de celebrar el gol así. Quiero pedirle disculpas a los seguidores. Primero a esa persona en cuestión, y después a todos los demás, ya que mi enojo no es con ellos. Voy a dar todo como hasta hoy”.

Los tantos del Valencia fueron convertidos por Santi Mina y un doblete de Zaza. El equipo de Voro viene en remontada y se aleja de la zona de descenso.

Recordemos que Ponce está a préstamo en Granada, ya que su pase pertenece a la Roma.

El gol y festejo de Ezequiel Ponce: