El defensor argentino nacionalizado italiano se convirtió, en las últimas horas, en refuerzo del Rossonero en una negociación relámpago. El ex Banfield y Boca llega desde Parma a cambio de tres millones de euros.

Gabriel Paletta, ex jugador de Banfield y Boca, fue fichado por el AC Milán sobre el cierre del mercado de pases europeo, proveniente de Parma, a cambio de tres millones de euros. El defensor argentino nacionalizado italiano llega a uno de los clubes más grandes del país, que atraviesa una crisis futbolística.

La carrera del zaguero tuvo grandes sobresaltos en los últimos años. Después de dejar Boca en 2010 para llegar a Parma, el central argentino se afianzó en la Serie A y gustó tanto en Italia que fue nacionalizado y pudo jugar el Mundial de Brasil 2014 con la camiseta azzurra. Más allá de que su Selección fue eliminada en la primera ronda, disputar la Copa del Mundo fue un paso de calidad para Paletta quien, en las últimas horas, fue fichado por Milán en una negociación relámpago.

Paletta tuvo 33 partidos de buen nivel en Banfield y se ganó un pase a Liverpool, donde tuvo poco lugar en el primer equipo, con apenas tres apariciones. En su regreso al país, el nivel de Paletta con la camiseta de Boca no fue sobresaliente, pero le valieron tres temporadas en el Xeneize. Hubo más de un sorprendido cuando llegó la oferta de Parma y el defensor partió hacia Italia. Hoy, cinco temporadas y un Mundial jugado después, Paletta intentará reforzar una defensa que está lejos de la solidez, así como el resto del equipo, ya que el plantel de Inzaghi se encuentra octavo en la tabla de posiciones y a una distancia considerable de disputar cualquier competición europea.

Foto: Clarín