Optimismo muestra el entorno del conjunto comandado por Mauricio Pochettino de cara a contar con su goleador en la final de la Champions League.

El karma de las lesiones se cobró a varios jugadores: Jan Vertonghen, Dávinson Sánchez y Ben Davies son una muestra de la enfermería actual en los Spurs. Sin embargo en las últimas horas la buena es que Harry Kane, quien se lastimó en la ida de los cuartos de final, podrá estar a disposición de cara al duelo con los Reds.

“Durante toda la semana tengo que trabajar para alcanzar la mejor forma posible. Después, la decisión pertenece al entrenador. Pero como he dicho, me siento bien, el entrenador evaluará y decidirá si estoy listo o no para viajar”, remarcó el internacional inglés que dejó atrás la lesión de tobillo que le provocó la entrada de Fabian Delph, de Manchester City.

A cuatro días de la gran final ante Liverpool, para dirimir al campeón de la actual Champions League, los Spurs recuperan un as bajo la maga. Ahora dependerá de las condiciones del juego y de Pochettino hacer uso de la mejor carta que tiene en su poder.