Buenas noticias para Mauro Icardi, que desde mañana se incorporará a los entrenamientos de Inter, luego del conflicto que se originó por la renovación de su contrato.

Desde el 13 de febrero que el argentino no práctica junto a sus compañeros, lo que causó, entre otras cosas, que no se lo tuviera en consideración para los amistosos de la Selección, habiendo sido una fija en el ciclo Scaloni.

Este sería el primer paso para la reconciliación con el club y estaría disponible para el duelo del 31 de marzo ante la Lazio. Oficialmente no juega desde el 9 del pasado mes.