Fueron días complicados para Mauro Icardi. Si bien aún la novela vinculada con el Inter no ha llegado a su fin, las aguas parecen haberse calmado un poco. Luego de 36 días realizando tareas de kinesiología y fisioterapia, el delantero volvió a entrenarse en el Centro Deportivo Angelo Moratti bajo las ordenes de Luciano Spaletti.

La clave para su reincorporación fue el tratado de paz firmado en la jornada de ayer entre Giuseppe Beppe Marotta, director deportivo del club, y Paolo Nicoletti, abogado e intermediario elegido por Icardi. Lo cierto es que, entre rumores y varios ausentes por la fecha FIFA, el argentino volvió a moverse a la par del plantel.

Sin embargo, lo que suceda una vez finalizada la temporada sigue siendo un misterio. Icardi y el Inter aún no llegaron a un acuerdo sobre la renovación de su contrato y suena cada vez más fuerte la posibilidad de un trueque con la Juventus por Paulo Dybala. Mientras tanto, Mauro se pone a punto con un preparador físico y podría volver a la acción el 31 de marzo, contra Lazio.