Ya no queda mucho para el cierre del mercado de fichajes europeo y Mauro Icardi sigue sin resolver su futuro. Desde su llegada, Antonio Conte le dejó en claro al delantero que no contará con él, por consiguiente, deberá decidir un destino pronto o deberá pasar un semestre viendo los partidos desde la tribuna.

El Inter de Milán ya le puso precio al atacante: 70 millones de euros para cualquier interesado en contratarle. Los principales candidatos son de la misma liga, Juventus, Roma y Napoli. Para Icardi, su prioridad es la Vecchia Signora.

Por otro lado, el conjunto de la capital ofrece 40.000.000 euros más el pase del bosnio Edin Dzeko y un salario de 8.000.000 por temporada.