El mediocampista sueco Jakob Johansson anotó el gol de la serie sobre Italia en el estadio Friends Arena de Solna, pero se perderá el Mundial.

El futbolista debió abandonar el campo cuando iban 9 minutos del primer tiempo en el estadio Giuseppe Meazza. Hoy se confirmó que se rompió los ligamentos de la rodilla derecha.

“Suele decirse que el período de recuperación de una rotura de ligamentos son seis meses. Creo que estamos muy justos con el tiempo, no hay mucho margen y recién estaría en condiciones de jugar en mayo”, afirmó el entrenador sueco, Janne Andersson.

Johansson juega en AEK de Atenas, Grecia, por lo que pasará por el quirófano en cuanto llegue a la ciudad helena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here