Uno de los partidos más atrapantes del máximo certamen europeo de clubes se dará hoy cuando se midan Ajax y Juventus, que además unen sus caminos en cuanto a la nueva joya de la cantera holandesa.

La dirigencia de la Vecchia Signora intentará aprovechar su estadía para convencer al central Matthijs de Ligt de que el mejor paso en su carrera es arribar a Turín, en una movida contrarreloj ya que Barcelona ya puso los ojos en él.

De Ligt tiene apenas 19 años pero es un baluarte en la defensa, dentro de un equipo juvenil de Ajax que busca escribir una historia dorada en Europa como lo hicieran Johan Cruyff y sus muchachos en la década del ’70.

Mientras que el culé ya logró hacerse con el traspaso de Frenkie De Jong de cara al año siguiente ahora la Juve tomó el toro por las astas y realizó un ofrecimiento que espera sea suficiente para acordar el arribo del defensor que hoy estará en la vereda de enfrente.