Posterior al gran Mundial realizado por Thibaut Courtois, Real Madrid no perdió tiempo y aprovechó para ficharlo por unos escasos 35 millones de euros, bastante económico para el estado del mercado actualmente. El cuadro blanco aprovechó que al belga se le vencía el contrato en junio de 2019 y al Chelsea no le quedó otra solución que venderlo.

Keylor Navas, al que ya intentaron ponerlo en un segundo plano hace años con un fichaje fallido de De Gea, vuelve a ser el foco de un debate tras la contratación del arquero de 26 años. El tico fue cuestionado en la gira norteamericana del equipo por Onda Cero y La Ser por esta situación, en donde su respuesta fue bien contundente: “Claro, díganlo con fuerza. Tengo las mismas ganas de irme que de morirme”, sentenció.

En 2014, Florentino Pérez pagó 10 millones de euros al Levante por el fichaje de Keylor, y desde ese entonces, disputó 141 partidos oficiales con el club, y desde entonces, se coronó tres veces como campeón de la UEFA Champions League, levantó cuatro Mundiales de Clubes, una Liga, una Supercopa de España y tres Supercopas de Europa.