Mónaco sufrió ayer la mayor goleada en el Estadio Luis II en la historia de la Ligue 1, fue 7-1 frente a PSG, y los dirigentes del club decidieron resarcir a sus hinchas.

“El Mónaco ha tomado la decisión de pagar la entrada a los aficionados desplazados hasta París. Las modalidades de pago serán comunicadas a principio de semana”, se informó a través de las redes sociales.

“Los aficionados son los únicos que han estado a la altura y eso es de agradecer. Para nosotros fue algo catastrófico, pero ellos empujaron al equipo. Haremos todo lo posible para que se sientan orgullosos en el próximo partido”, afirmó el vicepresidente, Vadim Vasilyev.