Sonríe Messi. Uno de sus mejores socios, sino el mejor, puso el gancho hasta 2024 tras largas semanas de negociaciones. El mismo se hizo efectivo hasta el 30 de junio de 2024 y con una cláusula de rescisión de 500 millones de euros.

De esta manera, el ex Valencia de 29 años se aseguró la posibilidad de perdurar en el equipo culé hasta los 34. Parece imposible que abandone el club de aquí en más, sobre todo porque desde su arribo en 2012 se ha vuelto intocable.

Barcelona ha desembolsado cerca de 18 millones de euros para contratar al marcador de punta izquierdo que ostenta cuatro títulos en La Liga, cuatro Copas del Rey y una Champions League, entre otros títulos.