Luego de la novela previa al Mundial sobre su posible fichaje con el FC Barcelona, Antoine Griezmann aclaró los motivos por los que decidió no marcharse al cuadro catalán y permanecer en el de Madrid, donde se encuentra disputando su quinta temporada.

En unas declaraciones para el diario L’Equipe, recalcó lo importante que fue el afecto de los hinchas y el interés que mostró la institución para que decidiera permanecer bajo las órdenes del Cholo Simeone: “Es como cuando te dan amor en casa, que no te vas a otro lado. En el club hicieron todo lo posible para que me sintiera bien, incluidos los esfuerzos por fichar jugadores importantes y formar un gran equipo. Me siento como la base o la pieza más importante del rompecabezas. Eso es lo que me hizo quedarme”, confirmó.

También afirmó que es muy difícil negarse a jugar en clubes como el Barcelona: “A menudo se dice que al Barça no se le rechaza; yo hice lo contrario. Es difícil decir que no a clubes como el Barça. Pero realmente estoy bien aquí. Es mi casa y quiero hacer algo grande”, sentenció.

Además, Griezmann confesó que pidió a la directiva el fichaje de su compatriota Thomas Lemar: “Cuando me preguntan con qué jugadores prefiero jugar, siempre respondo que con Tom. Es muy inteligente, lo entendió todo. Sabe cómo frenar o acelerar el juego cuando es necesario, lo hace todo bien. Con la experiencia que ganará, se convertirá en un jugador de primer nivel”, finalizó.