La gran incógnita que faltaba revelarse sobre la Champions League era saber cómo se iban a disputar la vuelta de los octavos de final que restaban disputarse cuando la competencia se detuvo a causa del coronavirus. Ante ello la UEFA emitió un comunicado donde definió que los partidos se jugarán en los estadios de los clubes que fueron visitante en la ida, tal como estaba estipulado y no en cancha neutral.

Así las cosas entre el viernes 7 de agosto y el sábado 8 Barcelona recibirá a Napoli en el Camp Nou (1-1 en la ida), Manchester City hará lo propio con Real Madrid en el Etihad Stadium (2-1), por su parte Bayern Munich se medirá ante Chelsea en el Allianz Arena (3-0), y Juventus hará de local en el Juventus Stadium ante Lyon (1-0).

El comunicado de la UEFA asegura además que “hasta nuevo aviso” los cuatro partidos se jugarán a puertas cerradas, dejando la puerta abierta a la presencia de público de ser posible en ese momento. Mientras tanto mañana se hará el sorteo del cuadro final.

En cuartos de final ya esperan PSG, Atalanta, Atlético de Madrid y Leipzig, de cara a la resolución de cada llave en Portugal: los cuartos, entre el 12 y el 15 de agosto, las semifinales, entre el 18 y 19, y la gran final el día 23.