Lazio se coronó campeón de la Copa Italia luego de superar por 2-0 en la final al Atalanta con goles de Sergej Milinkovic-Savic y Joaquín Correa. Los argentinos Alejandro Gómez y José Luis Palomino fueron titulares en el conjunto de Bérgamo.

El encuentro fue parejo y se definió sobre el final. Recién a falta de nueve minutos para que termine el partido, el conjunto de la capital logró abrir el marcador, de la mano del serbio.

Y minutos más tarde, liquidó el duelo a través del argentino que, de contra, armó una gran jugada individual y, tras dejar en el camino a la defensa y al arquero, definió con el arco vacío.

Los goles: