Los hinchas de Borussia Dortmund piensan en un boicot para protestar por jugar los lunes a la noche, una idea de la Bundesliga para atraer nuevos mercados.

La afición del club alemán colma el Westfalenstadion cada vez que el equipo juega de local. Sin embargo, consideran faltar el próximo 26 de febrero, cuando reciban al Ausburgo a las 20.30.

Los partidos de la Bundesliga se juegan entre viernes, sábado y domingo. Pero desde hace un tiempo se comenzó a utilizar los días lunes como una forma de conseguir nuevos negocios.