Llegar a tener el éxito que tuvo Pep Guardiola con el Barcelona no es fácil de lograr. No sólo es necesario un plantel repleto de estrellas sino también, entre otras cosas, tener disciplina. Y para Guardiola, hoy entrenador del Manchester City, esto último es indispensable. O al menos eso parece si uno ve el reglamento interno que tiene actualmente con sus jugadores.

Según una nota publicada por el diario As, los jugadores del Manchester City deben cumplir con una serie de normas muy estrictas. Además de seguir un riguroso plan de alimentación, los futbolistas deben tener una conducta y vestimenta adecuada, y cumplir con el horario de llegada a su casa y a los entrenamientos (debe ser una hora antes de comenzar la práctica).

Por otra parte, quienes integran el equipo que hoy lidera la Premier League tienen que mantener la concentración a pleno. Por eso, Guardiola dispuso que ya no haya internet en los vestuarios y que no se puedan realizar llamadas en el micro.