Ni el entrenador Ernesto Valverde tiene asegurada su continuidad en la institución, por lo que las arcas deberán ser utilizadas para salir al mercado en busca de nuevos valores que permitan ilusionarse una vez más, dentro y fuera de la cancha. Escudados en la figura incuestionable de Lionel Messi, los dirigentes intentarán reforzar defensa, mediocampo y ataque.

Con Frenkie de Jong ya confirmado, las negociaciones por el otro joven –y talentoso– proyecto holandés Matthijs de Ligt está en etapas de definiciones, aunque el movimiento dentro del mercado que conmueve a Europa está relacionado con una vieja obsesión: el francés Antoine Griezmann.

La línea de fondo tiene un candidato predilecto que causó sensación en la vigente Champions League: Matthijs de Ligt, el capitán de 19 años que tiene el Ajax. A la espera de que finalice la Eredivisie, su valor está fijado en 75 millones de euros.

La situación por Frenkie De Jong es la única que no tiene espacio a debates, dado que se sumará al Barcelona a partir del 1 de julio porque firmó su arribo a comienzos de 2019: será por cinco temporadas a cambio de USD 85.3 millones que pueden ascender a casi 98.000.000 si cumple determinados objetivos.

Según develó el diario francés Le Parisiene, la obsesión se llama Antoine Griezmann. El campeón del mundo aceptaría una sensible rebaja de su salario, teniendo en cuenta que en el Atlético de Madrid está atado hasta 2023 como uno de los mejores pagos. ¿Su cláusula? 120 millones de euros. El diálogo se mantuvo por intermedio de su compatriota Éric Abidal, quien es actualmente el director deportivo del Culé.