El club inglés está siendo investigado tras un posible caso de reincidencia de violación al Fair Play financiero.

Así lo confirmó el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin, quién comentó que persiguen de manera minuciosa los movimientos económicos del Manchester City tras una investigación realizada por Football Leaks, quién reveló la estrategia de la institución al inflar sus ingresos por un monto estimado de 71 millones de euros motivo de un supuesto acuerdo de patrocinio con Etihad Airlines. El problema está en la confesión del director financiero del City, Jorge Chumillas, quién admitió que el dinero llegó por parte del grupo Abu Dhab United Group, propietario del club, algo prohibido por UEFA.

Si se confirma la falta, Manchester City recibirá un castigo que le impide participar de competiciones europeas, de la misma manera que le pasó al Galatasaray en el año 2006 también por faltar al Fair Play financiero.