Con miras a terminar de reforzar el equipo que conduce Ole Gunnar Solskjær, la directiva de Manchester United se mantiene en conversaciones para hacerse de Jadon Sancho, una de las máximas promesas por aquellas latitudes.

Borussia Dortmund, dueño del pase del futbolista inglés, se muestra inflexible con el precio fijado en 120 millones de euros. El diario Daily Mail informó que en las próximas horas arribará una oferta por 72 millones de euros fijos más unas variables que harían llegar la operación hasta los 100 millones.

Por lo que Manchester United deberá seguir afilando el lápiz en búsqueda de no fallar en las negociaciones, tal los casos de Gareth Bale y Jack Grealish. De no llegar el juvenil, otros objetivos posibles serían Ivan Perisic (Inter de Milán) y Douglas Costa (Juventus de Turín).