Es uno de los más buscados en este mercado de pases, por eso Inter quería renovarle el contrato y subir su cláusula de rescisión. Sin embargo Mauro Icardi no extenderá su vínculo con el equipo italiano, con el cual está unido hasta 2021, por lo que ante la llegada de una oferta concreta dejaría la institución.

Así lo afirmó su mujer y representante, Wanda Nara, al diario AS de España: “Mauro está lejos de renovar con el Inter. Los dos clubes más importantes de España, uno de Francia y otro de Inglaterra lo quieren”. Claro, es que quienes estarían apuntando sus cañones principalmente son Real Madrid y Chelsea. Ambos equipos pasan por un flojo momento y la falta de gol es algo que prima. En el caso de los españoles la ida de Cristiano Ronaldo los afectó al no contratar en agosto a alguien de jerarquía para ocupar ese lugar, mientras que “The Blues” pecan con la competencia entre Giroud y Morata, aunque también pretenden a Gonzalo Higuaín.

El otro problema surgió por su contrato: Wanda pretende un salario de 8 millones de euros netos, mientras que el conjunto italiano ofrecería un contrato de 7 millones de euros anuales, incluídos los bonus. Icardi llegó al Inter en 2013 adquirido a la Sampdoria por 13 millones de euros, desde entonces se convirtió en un símbolo del neroazzurro. En 2016 se le fijó una cláusula de rescisión de 110 millones de euros, cifra que hoy la institución quiere aumentar.