El actual contrato que une Lionel Messi con el blaugrana, el cual termina a mediados de 2021, tenía una cláusula -filtrada hace unos meses- que le daba libertad para salir libre al final de la actual temporada. Ese beneficio se perdió con las últimas horas de ayer.

El panorama abre la ilusión del cuadro catalán de pensar en un vínculo de por vida, tal como en su momento se firmó con Andrés Iniesta, quien decidió a final de cada temporada su presencia en la siguiente.

El temor hasta aquí pasaba por una partida rumbo a una liga menor con buen pasar económico, como en su momento pasó con otros ídolos como Xavi Hernández, quien se fue a Qatar, y el propio Cerebro al emigrar a Japón.

No obstante es muy difícil pensar a jugar e institución por caminos separados luego de quince temporadas y 34 títulos conquistados. El sueño del presidente Josep María Bartomeu es lograr la renovación vitalicia, ¿será ahora posible?