Lionel Messi anotó los dos goles de Barcelona en el empate 2-2 ante Eibar, por la última fecha de la Liga, que ya tiene como campeón al conjunto culé hace un par de jornadas.

Marc Cucurella firmó el 1-0 del local a los 20 minutos del primer tiempo, pero la Pulga respondió a los 31′ y a los 32′ con su zurda para dar vuelta la historia a favor de la visita. Sin embargo, un golazo de volea del argentino Pablo De Blasis estableció el 2-2 final a los 45′.

La Pulga finalizó la temporada con 36 gritos, quince más que su compañero Luis Suárez y Karim Benzema, y logró por sexta vez el Botín de Oro, superando a un emblema como Alfredo Di Stefano.