Atrás quedó su paso por Porto y oficialmente Eder Militao ya es jugador de Real Madrid. Sin dudas llegar a uno de los mejores clubes del mundo supuso una emoción que el zaguero no pudo disimular, al punto de culminar con apuro su presentación en sociedad en el Santiago Bernabéu.

“Me estoy mareando, estoy nervioso, es una emoción enorme”, aseguró Militao tapándose la cara con las manos cuando respondía la última pregunta de la rueda de prensa. Inmediatamente el defensor brasileño abandonó el recinto dándose aire con las manos, mientras era escoltado por Álvaro Arbeloa.

A ritmo lento el zaguero, quien fue campeón con la Verdeamarela en la reciente Copa América, respondió cada pregunta. “Me siento muy feliz de vivir este momento, de jugar en el mejor club del mundo gracias a la ayuda de mi padre, de mi familia y agentes que me han ayudado a llegar hasta aquí. Desde niño quería jugar en el mejor club del mundo”, recalcó apenas ser oficializado como nuevo jugador de Real Madrid.

Surgido de la cantera de San Pablo, Militao debutó en 2017 contra Cruzeiro y tras 57 partidos fue transferido en 2018 hacia Porto por 4 millones de euros. Ahora la salida del conjunto portugués se produjo a cambio de 50 millones.