El flojo inicio de temporada que tuvo Napoli lo encuentra a 15 puntos del líder, Juventus, y pese a que en Champions está a un paso de asegurarse un lugar en octavos de final, la rebeldía del plantel de hace algunas semanas contra el presidente Aurelio De Laurentiis, quien había ordenado una larga concentración, les costará hasta el 50% del sueldo.

Según remarcó el diario La Gazzetta dello Sport, el jugador más perjudicado es el brasileño Allan. Por una fuerte discusión que casi termina a las trompadas con el hijo del presidente, el exvolante de Udinese tendrá que pagar 200.000 euros. Con su caso y con el resto del plantel la dirigencia napolitana espera recaudar cerca de 2.500.000 de euros.