La relación entre Neymar y París Saint-Germain parece nunca salir de las polémicas, y esta vez tras la derrota 2-1 ante Borussia Dortmund por la ida de los octavos de la Orejona, el brasileño se mostró enojado con el club por llegar con pocos minutos.

“Desafortunadamente no fue mi elección, fue del club y de los médicos, fueron ellos quienes tomaron esta decisión de no dejarme jugar, lo que no me gustó”, manifestó el brasileño en diálogo con RMC Sport.

El exfutbolista de Santos y Barcelona estaba marginado por un inconveniente intercostal, y le privaron regresar el sábado pasado en el vibrante empate 4-4 ante Amiens por la Ligue 1. En este sentido agregó: “Tuvimos muchas discusiones porque quería jugar, me sentía bien, pero el club tenía miedo y al final fui yo quien lo sufrió”.