Mathieu Valbuena se convirtió en nuevo jugador del Dynamo de Moscú. El francés, quien fue el hombre más pequeño del pasado Mundial de Brasil, se aleja del Olympique de Marsella tras ocho años.

El jugador más bajo de Brasil 2014 ya tiene nuevo club. Mathieu Valbuena, talentoso y escurridizo atacante galo, estampó la firma y se convirtió en refuerzo del Dynamo de Moscú por el lapso de tres temporadas, abandonando así el equipo ahora conducido por Marcelo Bielsa.

El carismático mediapunta de 29 años de edad debutó con la camiseta del conjunto de la costa sur de Francia en 2006 tras arribar desde el humilde Libourne de las divisiones menor de aquel país. Sus escasos 1.67 metros lo convirtieron en un endiablado atacante, condición que potencia gracias a sus buenos recursos técnicos. En el Olympique conquistó un campeonato francés en 2010 y tres Copas de Francia, en forma consecutiva entre 2010 y 2012, todas de la mano de Didier Deschamps, seleccionador francés.

Valbuena arriba al duro invierno ruso a cambio de 7.5 millones de euros “limpios” para el club que ahora dirige Marcelo Bielsa. Acordando el jugador una ganancia de 10 millones de euros por los tres años de contrato con su nuevo club. ¿No está nada mal, no?

Foto: Pasión Libertadores