Una imagen de Jamie Vardy yendo al entrenamiento con una lata de bebida energizante y un paquete de tabaco para mascar, levantó polémica en todo el mundo, y sin dudas en Inglaterra, mientras el equipo pelea por pasar de ronda en la Eurocopa.

Ante la polémica, las preguntas de la prensa británica no tardaron en llegar, a las cuales Vardy respondió bromeando: “La última vez que levanté peso fue el otro día, con la lata de Red Bull”.

Luego argumentó que: “Si voy al gimnasio, me voy a hacer más lento. Cada persona es diferente. Muchos entrenadores han intentado que fuera al gimnasio y no han tenido éxito”, dijo acerca de su particular forma de cuidarse.

Además, el delantero inglés, con un pasado detrás de alcohol y los excesos, explicó que hablo con médicos sobre la ingesta de tabaco y no le han dicho nada: “Es algo que siempre he hecho y que ha sido comprobado por el equipo médico. No hay nada malo en ello”, remarcó.

También comentó que el consumo de Red Bull “no es una dieta, sino que fue algo particular de ese día para despertarme”.