Lejos de las canchas se decidió una cuestión sensible en torno al futbolista de Juventus, ya que quedó sin efecto la acusación por violación que pesaba sobre él por un episodio ocurrido una década atrás en Estados Unidos.

Cristiano Ronaldo había sido acusado por la modelo estadounidense Kathryn Mayorga, quien de acuerdo a su declaración reveló que en 2009 el jugador se encontró con ella en una discoteca de Las Vegas y, tras llevarla a la habitación de un hotel, la violó. Hoy, la fiscalía del condado de Clark, con jurisdicción sobre Las Vegas, decidió cerrar el caso contra el futbolista porque las acusaciones “no pueden probarse”.

Por su parte Ronaldo negó la acusación en su momento y replicó a través de su abogado defensor, Peter Christiansen, que la relación sexual que mantuvo fue “de mutuo acuerdo” al tiempo que la Policía de Las Vegas se acercó al hospital donde se atendió la modelo y según consta Mayorga se negó a identificar al culpable y tampoco detalló dónde se había producido el incidente.