Portugal se consagró campeón de la primera edición de la liga de las Naciones de UEFA al vencer en la final 1-0 a Holanda, en Oporto.

El único gol del partido lo anotó Gonzalo Guedes a los 15 minutos del segundo tiempo y le permitió a los lusos quedarse con el Final Four, donde habían derrotado a Suiza en semifinales.

De esta forma, el seleccionado de Cristiano Ronaldo levantó un nuevo trofeo tras lograr la Eurocopa en 2016.