El futbolista argentino Eduardo Salvio, pieza clave del Benfica portugués, pasó por el quirófano debido a una lesión que sufrió el 3 de febrero en el partido liguero ante Rio Ave, y en principio se descartaba cualquier intervención. Sin embargo, su maltrecha rodilla derecha necesitó intervención y así el ex Lanús será baja para los próximos amistosos de la Selección y su presencia en Rusia se lleno de incógnitas.

El Toto, de 27 años de edad, era uno de los elegidos por Jorge Sampaoli para los compromisos ante Italia y España, previstos para finales de marzo. Incluso su ayudante Sebastián Becaccece se había reunido con el volante para manifestarle su importancia dentro del esquema del entrenador.

En principio se pensaba que el inconveniente de Salvio era menor, ya que fue diagnosticado con un síndrome femoropatelar en la rodilla derecha. No obstante debió someterse a una artroscopía de limpieza en la rodilla que le demandará seis semanas de recuperación, con el feo antecedente de las roturas de ligamentos que sufrió en septiembre de 2013 y en mayo de 2015.

Por lo pronto se conoce que no volverá al menos hasta el 31 de marzo, cuando Benfica reciba a Vitória Guimarães por la liga portuguesa. Habrá que ver si desde el club lusitano son cautelosos con un Toto que así se perderá dos buenas ocasiones para mostrarse con la Albiceleste.