Darío Benedetto tuvo la chance de marcar su primer gol en Francia, pero erró un penal y así Marsella no pasó del empate ante Nantes, por la segunda fecha de la Ligue 1.

El Pipa tuvo esa ocasión ideal a los 32 del complemento, pero agarró de muy abajo la pelota y se le fue por encima del travesaño. De hecho el encargado de patear los penales suele ser Dimitri Payet, ídolo del club, pero éste le cedió el balón a delantero argentino, que no puede cambiar la mala racha que arrastra.