Barcelona dio un buen paso hacia las semifinales de Champions League luego de vencer a Manchester 1-0 en Old Trafford, pero de todas formas en Cataluña no se habla de otra cosa que de la lesión que sufrió Lionel Messi.

La Pulga tuvo un choque en el primer tiempo con Smalling y el rosarino se llevó la peor parte, con la nariz ensangrentada por el fuerte cruce con el defensor del conjunto inglés. Pudo terminar el partido, pero este jueves saldrán los estudios para determinar el grado de la lesión. Por ahora, es una fisura de tabique.

Su compañero Sergio Busquets, en tanto, expresó: “No creo que tenga la nariz rota, pero sí una fisura y una herida en el párpado”.