Sonó a bombazo, los rumores se convirtieron en realidad y la transferencia de 105 millones de euros rompió el mercado. No fue la más cara de la historia pero es un hecho: Cristiano Ronaldo no forma más parte del Real Madrid. Ante esto aparece un abanico de posibilidades sobre quien será la nueva pieza que intentará encajar en el conjunto español.

Los apuntados principalmente son cinco, ya que (salvo una oferta millonaria) Mohamed Salah y Harry Kane están fuera de la mira y al renovar con sus respectivos clubes sus precios se elevaron. Más allá de la abultada billetera que maneja el equipo presidido por Florentino Pérez, actualmente los dos jugadores de la Premier son vistos como gastos innecesarios.

El primero es Neymar, cuya transferencia al PSG rompió con todos los esquemas. Los 222 millones de euros desembolsados por los jeques deberán ser equiparados, salvo que la voluntad del jugador influya para bajar su costo de salida. El segundo es Eden Hazard, recientemente eliminado con Bélgica, su precio seguramente haya aumentado a raíz de su gran Copa del Mundo. Se estima que aproximadamente vale 110 millones, aunque el Chelsea no se lo pondrá fácil a quien ya coqueteó con la Casa Blanca el mercado de pases anterior y por quien también preguntó condiciones Barcelona.

La gran apuesta es Kylian Mbappé. Los 180 millones pagados por PSG al Mónaco sonaron a exceso en su momento y hoy parecen quedar cortos. Lo cierto es que para el joven de 19 años, finalista con Francia del Mundial, ese valor será una ganga a comparación de lo que pagaría el Madrid por sus servicios. Robert Lewandowski parece haber agotado su potencial en la Bundesliga. La competición que constantemente es ganada por Bayern Munich le cansó al jugador polaco, que busca nuevos horizontes. Si el Real lo quiere tendría que pagar alrededor de 90 millones de euros, el más “barato” de la lista. Finalmente la nómina la completa otro que parece difícil: Mauro Icardi. El delantero del Inter formará dupla de ataque con Lautaro Martínez, el otro argentino recientemente adquirido por el Nerazzurri y tendrá Champions esta temporada, por lo que el Capocannoniere de 25 años se quedaría en Italia un tiempo más.

Las cartas están sobre la mesa, dos delanteros de área y tres más de juego pero polifuncionales. Habrá que ver que deciden Florentino Pérez y Julien Lopetegui para intentar tapar el gigante hueco que deja Cristiano Ronaldo, que se va tras haber convertido 450 goles en 438 partidos.