Tiempo atrás, Cristian Bragarnik desembarcó en Europa y se convirtió en el dueño de Elche, equipo que milita actualmente en la primera división española. El reconocido representante argentino puso primera en el actual mercado de pases y el plantel se potenció con el arribo de muchísimos jugadores argentinos.

Esta institución sumó 10 posibles de los 15 disputados hasta el momento y lo ubican en la parte alta de la tabla. Esto permite soñar no solo al flamante propietario, quien brindó una entrevista para el sitio oficial del club, sino que también le da grandes ilusiones a Jorge Almirón, otra de las incorporaciones para Elche.

“Me considero un soñador. Busco dejar mi sello en este club. Para lograrlo hace falto dedicación, capacidad y muchas ganas de crecer. Queremos darle tranquilidad a la gente, estamos día a día trabajando por un Elche mejor. Hemos tratado de armar un equipo que venga convencido a que en este proyecto nadie viene a regalar nada”, deslizó Bragarnik.

El gran objetivo era la permanencia en la categoría, pero el presente podría mostrar objetivos. En relación a ello, soltó: “Queremos seguir haciéndolo crecer, queremos que se consolide en La Liga. Estamos ante grandes equipos, con grandes presupuestos, pero vamos poco a poco. Ya después veremos a mediano/largo plazo ponernos nuevos objetivos, y porqué no, ilusionar a la gente con ser protagonistas. Quiero llevar al Elche a la altura de los mejores de Europa”.