Fueron horas críticas para Raúl Jiménez. El goleador de Wolverhampton sufrió ayer un fuertísimo impacto con el brasileño David Luiz, rival de Arsenal en el duelo que los enfrentó por la 10ª fecha de la Premier League, y que terminó en triunfo de la visita.

Pese a que los servicios médicos informaron que la situación era menos graves de lo que se pensaba, de todas maneras el atacante fue intervenido por la fractura que le causó el impacto.

“Se siente bien tras la operación de anoche en Londres. Tiene nuestro amor y apoyo mientras comienza un período de recuperación. Estamos todos contigo”, publicaron desde Wolverhampton.