Real Madrid adquirió en este mercado de pases al japonés Takefusa Kubo, de solo 18 años. Con la intención de que adquiera más rodaje, lo cederá al Mallorca.

En un principio, parecía que su futuro iba a estar en el Castilla, el equipo filial del Real, pero la decisión final es cederlo a un equipo de primera, para que vaya ganando experiencia.

Kubo ha sido una de las sensaciones de la pretemporada por su desparpajo y técnica en conducción. Sin embargo, no ha llegado a entrar en los planes de Zidane, que ahora tomó la decisión, junto a la directiva, de cederlo por un año.