Real Madrid invirtió mucho dinero para esta temporada que se avecina, luego de unos meses en donde, por ejemplo, perdió once partidos de Liga, algo que no le sucedía hace muchos años. Uno de los que llegó fue el serbio Luka Jovic, de Eintracht Frankfurt, pero ya podría dejar al Merengue.

¿Qué pasó? Medios de aquel país indican que el juvenil no satisfizo al entrenador Zinedine Zidane, quien durante los amistosos previos lo colocó en varios lugares de la cancha sin poder desplegar un gran nivel.

La voluntad del jugador es quedarse en el club, además Real Madrid pagó 60 millones de euros por su fiche, pero parece que la última palabra la tendrá Zizou, que podría cederlo a préstamo.