Mauro Icardi está en los planes de Real Madrid desde hace varios mercados de pases. Esa transferencia podría darse a mitad de año, no fruto de una negociación con Inter, sino por una circunstancia deportiva.

Para poder renovar y afrontar el contrato de Icardi, Inter está obligado a clasificar a la próxima Champions League. El club italiano quiere que firme por 5 años y llevar su sueldo a 9 millones de euros, algo que quebrantará el Fair Play financiero de la FIFA si la institución de Milan queda afuera del máximo torneo europeo de clubes.

Su equipo está tercero y en zona de clasificación a la próxima Champions League. Sin embargo el quinto, que es Roma, está tan sólo 3 puntos por debajo.