A tan solo un gol estuvo Roma de gestar otra hazaña como ante Barcelona, pero el 4-2 obtenido frente a Liverpool no fue suficiente y los ingleses, con el 5-2 de la ida, definirán la Champions League el 26 de mayo frente a Real Madrid, en Kiev.

Sané y Wijnaldum adelantaron a los de Klopp, previo empate de Milner en contra, para dejar a Liverpool 2-1 arriba en el descanso.

Ya en el complemento, Dzeko y un doblete de Nainggolan dejaron a los romanos al borde de la épica, aunque no alcanzó.