Tras brillar en dos temporadas en Everton, y luego de permanecer 13 años en los Diablos Rojos, el Wayne Rooney volvió al primer amor y ya comenzó a pagar con goles el cariño del público. Quien es el líder del seleccionado inglés puso la conquista que le permitió a los Toffees festejar en el inicio de la Premier League.

“Marcar el gol de la victoria en Goodison Park es un momento muy especial”, sentenció el delantero que puso a los 46’ el 1-0 con el que Everton venció a Stoke City, en su vuelta al mítico estadio de Goodison Park.

“Jugar en este equipo es un gran reto para mí. Los primeros partidos de la temporada son siempre más duros porque todavía estás buscando tu ritmo. Tenemos por delante compromisos muy difíciles así que es importante comenzar con victoria”, celebró el goleador que ya comenzó a justificar con goles su ansiado retorno a su hogar.