El último domingo la Casa Blanca logró vencer por penales al Aleti, en la final de la Supercopa Española que albergó un picante derbi madrileño. Antes de la definición desde los doce pasos, los de Diego Simeone contaron con una contra que pudo darles el título: sin embargo, el uruguayo Federico Valverde derribó a Álvaro Morata cuando este se aprestaba a definir.

Hoy salió a luz el fallo del Comité de Competición de la Federación Española, que tomando lo expuesto por el árbitro con motivo de la roja “por derribar a un adversario impidiendo con una ocasión manifiesta de gol”, decidió multarlo con una fecha de suspensión.

La acción fue muy comentada e incluso el propio Valverde, a la postre elegido el mejor jugador del torneo, se disculpó por su accionar que evitó un claro mano a mano del delantero del Atlético de Madrid con el arquero Thibaut Courtois.

Así las cosas, pese a que Valverde se tiró de atrás a derribarlo con ambos pies, el juez no consideró juego brusco y por lo tanto cumplirá en el partido ante Sevilla y ya estará disponible para Zinedine Zidane.